Recupera tu poder personal
con la ayuda del Tarot

Transformación. Bienestar | Bienser

¡Hola! Soy Xènia, tarotista, coach, terapeuta y canalizadora; y te ayudo a vivir con más dirección, paz interior y conexión con la ayuda del Tarot, las Cartas Guía y las Visualizaciones Creativas.

Seguro que en algún momento te has sentido perdida, confundida, con falta de foco o con esa sensación de vacío en un área o en más de una. Dudas referente a lo laboral, a la pareja, con los hijos o incluso por alguna dolencia que estás padeciendo.

Todas hemos pasado etapas de crisis, ¿verdad?
Te planteas tu trayectoria, tu momento actual y sobre cómo seguir. Te falta claridad y te cuesta tomar decisiones. Es muy normal encallarte y sentirte bloqueada. Te entiendo porque he pasado por momentos así.

TENEMOS MIEDO A VER

He descubierto, o yo lo siento así, que no tenemos miedo a la oscuridad, tenemos miedo a ver. A encender la luz y que no nos guste lo que veamos.

La oscuridad, la incertidumbre, puede asustar, si.
Ser consciente de una realidad que te duele o daña aún asusta más. Porque cuando pones luz a cualquier aspecto ya no puedes ignorarlo. De repente, si o si, tienes que pasar a la acción para transformar/cambiar/soltar aquello que no te gusta, te daña o te limita.

Si no lo haces el miedo, el dolor, el bloqueo, la sensación de pérdida se apoderan de tu vida.

Por eso el primer paso es tomar aire, tomar la mano de alguien, si es necesario, y encender la luz. Poner luz a nuestras sombras, sumergirnos en nuestro subconsciente. Alumbrar allí dónde está todo aquello que nos limita y nos impide SER y BRILLAR.

El Tarot, los oráculos, las visualizaciones creativas, etc. son las herramientas que yo uso y que nos ayudan en este proceso.


TE AYUDO A CREAR UNA VIDA CON MÁS PAZ INTERIOR Y ALINIADA CON TU AUTENTICIDAD, A CREAR UNA VIDA MÁS PLACENTERA Y PRÓSPERA.

Si te sientes confundida, perdida, con ansiedad, miedos o sencillamente quieres vivir con mayor bienestar y crecer y desarrollarte personal y espiritualmente estoy aquí para ayudarte. Esta es mi misión y propósito vital.

Quiero que recuperes tu seguridad, que obtengas claridad y tranquilidad para tomar decisiones y puedas enfrentar los retos y desafíos de la vida con aplomo y confianza. Para que puedas vivir con armonía y plenitud, para que te sientas conectada a la Vida y a tu Ser. Para acompañarte a sanar y liberar tu dolor, bloqueos y traumas.

Te ayudo a crear esos espacios tan necesarios (externos e internos) dónde, al entrar en ellos, sabes que todo va a estar bien. Que todo está bien. Te ayudo a conectar con tu esencia, tu verdad y tu poder personal para que sientas que tu vida tiene sentido y la vivas con coherencia, ilusión y placer. Con claridad, decisión y capacidad de acción.

Y lo hago a través de herramientas cómo el Tarot,  los oráculos o las visualizaciones creativas. No para adivinar, predecir o darles nuestro poder personal, si no al contrario, para leer lo que no se ve a simple vista, para obtener mayor claridad, para profundizar y sanar, desencallar, desbloquear y recuperar nuestro poder personal.


LO QUE TE SOSTIENE EN CUALQUIER APRENDIZAJE DOLOROSO ES PODER CONECTAR CON TU FUERZA Y PAZ INTERIOR.


Mi objetivo, en nuestra sesión, es ayudarte a conectar con tu paz interior, con tu verdad, con tu esencia. Que te conozcas más y mejor, qué puedas discernir qué actitudes te ayudan y cuáles te limitan. Qué acciones te ayudan a brillar y avanzar y cuáles te bloquean y desvían de tu camino.

Durante muchos años he ido sumando cursos, estudios, técnicas, y sobretodo experiencias para ser consciente de quien Soy y qué he venido a ofrecer. Y por eso creo firmemente que puedo ayudarte.

Tengo un don difícil de explicar. Abro puertas y ventanas, te ayudo a desencallar, desbloquear, avanzar. Es un don natural que reafirmo con el coaching, el tarot, los oráculos, y todas las herramientas que me ayudan a darle estructura y forma.

Lo que yo hago es ayudarte a volver al camino, a tu camino.

Dirás, hay muchos caminos posibles... pero te aseguro que no en todos sientes que estás enfocada y en la dirección correcta. Aunque por supuesto siempre estás donde tienes que estar.


TESTIMONIOS