Pastel de trigo sarraceno con almendras y dátiles.

Este pastel no lleva huevos, ni leche, ni gluten, así que es apto para veganos y para celíacos. Y si tu quieres ni siquiera lleva azúcar 🙂

La receta me la ha pasado, y he tenido también el placer de probarlo, Álex del restaurante vegetariano de Terrassa Damunt un cel de fil. Os recomiendo visitarlo 🙂

Los dátiles y el trigo aportan azúcar, uno de asimilación rápida y otro de asimilación rápida. Así que no sería apto si tenemos en cuenta las compatibilidades alimentarias.

Sigo investigando para ver por qué podría sustituir los dátiles para endulzar y no tener este problema de compatibilidades.¿La estevia? ¿Alguién se anima a probarlo? ¿Sugerencias?

 

 


Preparación

  1. Tritura las almendras, el cacao y los dátiles
  2. Mézclalo todo con la harina y el agua hasta conseguir una textura densa pero que se pueda mezclar
  3. Hornealo durante 40 min a 130º

Ingredientes

  • 1 medida de harina de trigo sarraceno eco
  • 1 medida de almendras crudas ecológias
  • 1,1/4 de agua buena
  • 1/2 medida de dátiles ecológicos sin hueso
  • 1 medida de cacao ecológico

A tener en cuenta

Esta bien saber lo que comemos 😉 :

  • Trigo sarraceno: No lleva gluten, así que es un pseudocereal apto para celíacos. Es antiinflamatorio y está muy indicado para problemas circulatorios, recomendado para la fragilidad capilar y tiene un efecto antihemorrágico. Contiene vitaminas del grupo B, hierro, , silicio, cobre, germanio, selenio, cobalto. Ácido oleico, linolenico, linoleico y palmítico. Mantiene el equilibrio energético del riñón. Tiene un alto nivel proteico así que es ideal para personas vegetarianas. Previene la ansiedad, el estrés y la fatiga, ya que es muy nutritivo y energético. Y por este motivo es mejor comerlo al mediodía y no de noche.
  • Almendras: En crudo son muy nutritivas, energéticas y de efecto calorífico. Más digestivas si se dejan en remojo previamente, además de ser una manera de activar sus enzimas. Previenen la osteoporosis, los cálculos y las arenillas, cardiopatía, procesos tumorales, cáncer, etc. Estimulantes de la fertilidad y de la reproducción. Recomendadas en embarazo, lactancia y crecimiento. Reducen el colesterol y los triglicéridos previniendo la arteriosclerosis. Favorecen la salud de piel y cabello.
  • Dátiles: energéticos y nutritivos. También ayudan en problemas de piel. Contienen vitaminas del grupo B, Vit C, Provitamina A y muchos minerales además de fibra. Protegen nuestro sistema digestivo y están recomendados en casos de úlcera. También nos ayudan con el estreñimiento. Beneficiosas para el sistema respiratorio y para calmar la tos. Fortificantes del útero. Al comprarlos tienen que ser naturales y ecológicos. Todo este sinfín de beneficios no los encontramos en los que estén recubiertos de azúcar, lógicamente. Son un buen aporte energético para media tarde o media mañana tomados solos, por ejemplo, o con plátano.
  • Cacao: estimulante mental. Gran antioxidante. Previene afecciones cardiovasculares (por los flavanoles, que no estan presentes en el chocolate, que se hace a partir de una mezcla de azúcar con cacao). También se dice que tiene efectos beneficiosos para la circulación. Pero hemos de asegurarnos que el cacao, o el polvo de cacao no haya estado precesado con alcali (un ácido) porque habrá perdido todas estas propiedades.

 ¡Buen provecho!

Información nutricional extraída del libro “Principios activos y propiedades de los alimentos más naturales para el Ser Humano” de Raúl Arqueros, y de este artículo de Josep Vicent Arnau. Dos maestros, uno mi profesor y el otro al que le voy a comprar y que te hace consulta en el mismo mostrador en dónde atiende.

 

Comparte esta receta