En este caso almendras. Pero es el mismo proceso para todas las demás.

Habrás observado en las semillas de cualquier planta que puedes guardarlas de un año para otro sin que se estropeen ni germinen. Esto es por una sustancia que inhibe su germinación hasta que se den las condiciones adecuadas para germinar y para que la planta pueda vivir. El inhibidor de la vida podríamos llamarlo.

Esta sustancia cuando comemos semillas también nos la comemos. Nos comemos una semilla que tiene sus enzimas inactivas. Y para poder aprovechar al máximo los nutrientes debemos activarlas. Así comemos Vida! 🙂

Además están riquísimas! Mucho más tiernas y  mucho más digestivas.

Ah! el tamari se lo añado por sus propiedades y para darle un toque… pero dejarlas en remojo ya las activa, por supuesto 😉


Preparación

  1. Pon las semillas crudas en un bol o vaso y cubrelas con agua embotellada
  2. añade un chorrito de tamari
  3. déjalas en remojo toda la noche
  4. esparcelas encima de una superfície para que se sequen

Ingredientes

  • almendras (o qualquier semilla oleaginosa)
  • agua
  • tamari

Propiedades y beneficios

  • Semillas, en general: son ricas en ácidos grasos de fácil digestión, lípidos de alta calidad, fuente de energía y  necesarios para la creación de prostaglandinas*, recubren algunos órganos, contribuyen a regular nuestra temperatura corporal, son una reserva de agua, etc. y nos aportan ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no es capaz de sintetizar y tenemos que aportar desde fuera (omega 3 y omega6). Su deficiencia nos produce sequedad en piel y mucosas, tendencia a padecer alergias, problemas digestivos crónicos, etc. También contienen proteínas que las personas vegetarianas deberían tener en cuenta.
    • *Prostaglandinas: son sustancias que derivan enzimáticamente de los AGE y son fundamentales para el equilibrio de la presión sanguínea, la prevención de enfermedades infecciosas, de tumores, cáncer, para la producción de hormonas, para el sistema reproductor y para el equilibrio del sistema nervioso.
  • Almendras: es una semilla oleaginosa. Y además de todo lo dicho tienen Vit E, calcio y contiene fibra.
  • Tamari: es una salsa hecha con soja (a diferencia de las salsas de soja, esta no contiene trigo), que favorece el sistema digestivo, la asimilación de los nutrientes y tiene propiedades antibacterianas. Es remineralizante. Ayuda a alcalinizar la sangre con lo que favorecemos la salud en general y la conservación de huesos y dientes.

¡Pruébalo, te sorprenderá lo ricas que quedan!

Comparte esta receta