Este zumo también l0 propuse dentro de la Experiencia pre-Detox que hice en Mayo del 2015. Yo diría que es un básico que no debe faltar en tus menús porque la zanahoria y la manzana tienen una larga lista de propiedades, igual que el jengibre.

Es super anti-inflamatorio por excelencia.

Te aporta energía, protege y cuida todo el sistema digestivo y neutraliza la acidez del estómago. También cuida el sistema nervioso, la vista, los pulmones, la piel… te ayuda a evitar o a recuperarte más rápidamente de resfriados y otras enfermedades respiratorias… ¡Pura medicina!

Este sería un buen hábito a introducir. Los zumos de frutas y verduras. ¿Te animas?

 


Preparación

  1. licúa las zanahorias, las manzanas y el trozo de jengibre (aunque si lo prefieres puedes rallarlo y añadirlo después)

Yo he puesto estas cantidades pero realmente, hazlo a tu gusto.

Si no tienes licuadora puedes batirlo todo y tomarlo con la pulpa, añadiendo agua. O puedes filtrarlo con un colador y unas gasas, o con una bolsa de filtrado (son unas bolsas de una malla muy fina y muy higiénicas que sirven para hacer zumos, leches vegetales y quesos crudiveganos. Si quieres una escríbeme).

Ingredientes

  • 4 zanahorias
  • 2 manzanas grandes
  • jengibre del tamaño de unos 2 cm aprox

 

Buen provecho 😉

Comparte esta receta